Bonito verano

Editorial 130 por Luis M. González

0 482

La primavera da paso al verano, este año adelantado con la ola de calor que llegó a finales de junio. Después, sorprendieron el frío y las lluvias a primeros de julio. Imposible entenderlo si no recurrimos a la expresión “cambio climático”.

Independientemente de las temperaturas, el verano está cargado de acontecimientos y actividades que salpican los meses de julio y agosto, prolongándose hasta el segundo fin de semana de septiembre donde celebramos las fiestas de nuestra patrona. Fuentidueña es un frenesí esos días, este año del viernes 8 al martes 12. Al día siguiente “dará comienzo el invierno” fuentidueñero. El olor a pólvora en la Plaza y la Embarcación desnuda en la Playita serán el símbolo apagado del final… del verano.

Alguien proponía como idea en un corrillo adelantar en el calendario las Fiestas de Alarilla. No sería una buena idea, en mi humilde entender, por dos razones de peso. La primera porque acabaríamos antes el verano que, tal y como lo tenemos actualmente, prolongamos con algarabía hasta mediados de septiembre, reteniendo en el municipio a una gran cantidad de visitantes. La segunda y fundamental es el respeto a una fecha histórica que conmemoramos el año pasado celebrando su 150 aniversario. Tal y como reflejan los documentos La Embarcación, acto principal de la Función, se celebró por primera vez un 8 de septiembre, coincidiendo con el segundo fin de semana del mes.

Anecdóticamente alguna vez no se ha respetado la fecha. Sirva como ejemplo el año de1939 en el que se celebraron el cuarto domingo de septiembre. Había una razón más que justificada. Los vecinos fuentidueñeros esperaban la actual talla de la Virgen cincelada a imagen y semejanza de la desaparecida Virgen del Espino. Según reflejan los documentos llegó a Fuentidueña un 17 de septiembre procedente de un taller sevillano. Se cumplen ya 78 años de aquel acontecimiento.

Dejando a un lado la idea y este singular hecho quiero volver al verano.

El Ayuntamiento ha remodelado e inaugurado dos rincones consiguiendo con ello al menos adecentar los espacios. El Mirador de Dña. Urraca, ubicado en el primitivo depósito de agua del castillo servirá de excusa para detenerse, subir y mirar; el Rincón del Labrador sobre el trazado del canal de Estremera, en el margen derecho de la carretera de Villamanrique, nos invita a sentarnos para dejar pasar el tiempo. Entre una fecha y otra hemos tenido maratones de fútbol, un tributo a Queen, exhibiciones, fiestas de colores,…  Permitidme que destaque los dos encuentros musicales ideados, organizados, promovidos y llevados a cabo por jóvenes del municipio. Hablo del grupo P3cK, un grupo con muchas y buenas inquietudes constituido ya como Asociación cultural. Nos volvió a sorprender con su V edición del festival P3cK pero lo hizo mucho más con MUSILÓcOVOS, su encuentro de música en vivo con el que dejó boquiabiertos a los asistentes. Seriedad y calidad. Todo un espectáculo.

Enhorabuena a todos los implicados, instituciones y particulares, en hacer de este verano un punto de encuentro de gentes y de inquietudes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.