A la mujer amada

Luis Muñoz

0 263

Eres hermosa paloma
como caída del cielo.
Lleva este mensaje
a la mujer que más quiero.
Dila que yo la quiero,
que no la puedo olvidar,
que la querré para siempre
por toda la eternidad.
Pareces una amapola
dormidita entre los trigos.
Así quisiera yo estar
en tu regazo contigo.
Cada día que amanece
y el sol entra en tu venta
y el resplandor de tus ojos
que me están robando el alma.
Abre los ojos del alma
y con ellos mírame
que con los ojos de la cara
tú no me quieres ver.
Yo tengo tres corazones.
Uno para que vaya y venga,
otro para que lo aprisiones
y el otro para que tú lo tengas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más