Un magnate del petróleo detenido en Villarejo

L Díaz.

0 272

Sucedió el miércoles 6 de junio. El helicóptero de la Guardia civil sobrevolaba el pueblo madrileño de Villarejo. Al tiempo, los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Nacional registraban la mansión y las instalaciones circundantes de la finca madrileña La Losilla situada entre Villarejo y Belmonte. Su propietario, el millonario venezolano José Alberto Rincón que era detenido hacia las 10:00 de la mañana en el transcurso de una operación contra el blanqueo de dinero procedente de la petrolera estatal venezolana PDVSA.
El detenido es hijo de Alberto Rincón Fernández, exdiriente de PDVSA reconvertido en suministrador de bienes y equipos para la petrolera. El registro, pedido por la Fiscalía Anticorrupción y realizado por orden del Juzgado de Instrucción 27 de Madrid, se llevó a cabo en la finca La Losilla, en el término de Villarejo de Salvanés.
La finca alberga una de las mansiones más lujosas de España, con 2.800 metros cuadrados habitables y 400 hectáreas de bosque mediterráneo. Dedicada en un principio a escenario de eventos, se reconvirtió en casa familiar cuando la adquirieron los Rincón. Su valor está estimado en 20 millones de euros, según fuentes policiales. En la finca pasa largas temporadas María Lila Rincón, madre del detenido, que fue también detenida durante el registro policial. El hijo posee otra casa familiar en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.
El juzgado madrileño investiga el supuesto blanqueo después de recibir el caso desde el Juzgado central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, cuya titular es carmen Lamela. El juzgado sigue las actividades de, entre otras, la sociedad Tradequip Inspección y Logística, hermanada con otra del mismo nombre y con sede en Estados Unidos.
Los Rincón y Tradequip ya fueron investigados en aquel país en 2015 por el supuesto pago de sobornos a funcionarios para la obtendión de contratos de PDVSA. El caso le ha costado la prisión al exmandamás de PDVSA. En aquella ocasión, las autoridades norteamericanas rastrearon el origen de más de 1.000 millones de dólares en beneficios. Y también en aquella ocasión tuvieron que indagar en otra finca similar, The Woodlands, esta vez en Houston (Texas).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.