No hay Pascua de Resurreción sin hornazo

319

M.L.D. mluzdoming@lafuentedeladueña.es

Hay tradiciones que cuesta mantener, pero hay otras que perduran con el paso de los años de manera innegable. Entre estas últimas se encuentran las tradiciones gastronómicas y en Fuentidueña un claro ejemplo es el hornazo. No hay Domingo de Resurrección sin este típico dulce. Los días previos el horno de la Panadería Gallego se llena de moldes y masas con o sin huevo: tortas y hornazos son los protagonistas. Desde los que los compran ya hechos, pasando por las pocas familias ya que elaboran la masa en sus casas y lo cuecen en la panadería hasta los que lo hacen en sus hornos domésticos, todos con un fin: tenerlos listos para poder ir a “correr el hornazo”.

Y la teoría de este dulce nos dice que hay de dos tipos: el tradicional y el moderno. El primero contiene masa con levadura y es mas ancestral; el segundo es masa tipo magdalena. Los dos comparten el huevo en el centro. El que menos se hace ahora es el de seis huevos que se regalaba a la novia.

Lo que queda muy claro es que a pesar del paso del tiempo el hornazo es el producto típico que marca el final de la Cuaresma en Fuentidueña.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!