No hay Pascua de Resurreción sin hornazo

0 288

M.L.D. mluzdoming@lafuentedeladueña.es

Hay tradiciones que cuesta mantener, pero hay otras que perduran con el paso de los años de manera innegable. Entre estas últimas se encuentran las tradiciones gastronómicas y en Fuentidueña un claro ejemplo es el hornazo. No hay Domingo de Resurrección sin este típico dulce. Los días previos el horno de la Panadería Gallego se llena de moldes y masas con o sin huevo: tortas y hornazos son los protagonistas. Desde los que los compran ya hechos, pasando por las pocas familias ya que elaboran la masa en sus casas y lo cuecen en la panadería hasta los que lo hacen en sus hornos domésticos, todos con un fin: tenerlos listos para poder ir a “correr el hornazo”.

Y la teoría de este dulce nos dice que hay de dos tipos: el tradicional y el moderno. El primero contiene masa con levadura y es mas ancestral; el segundo es masa tipo magdalena. Los dos comparten el huevo en el centro. El que menos se hace ahora es el de seis huevos que se regalaba a la novia.

Lo que queda muy claro es que a pesar del paso del tiempo el hornazo es el producto típico que marca el final de la Cuaresma en Fuentidueña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

× ¡Escríbenos por Whatsapp!