Día del Hornazo con lluvía y frío

91

Quique del Olmo

Algunas familias fuentidueñeras empiezan a preparar el día del hornazo el lunes o martes de la Semana Santa, este año pasada por agua. La preparación y la elaboración de los tradicionales hornazos para el Domingo de Resurrección son una tradición que perdura en el tiempo y que se ha transmitido de generación en generación.

Las abuelas son las protagonistas y transmisoras mientras los muchos nietos las ayudamos para continuar la celebración de este día. Desde por la mañana se mezclan los ingredientes y se bate la masa, una vez lista ponemos camino al horno de la panadería para conseguir sacar unos estupendos hornazos. Se prueban ese día y se comen durante toda la semana, pero siempre se reserva uno para el Domingo de Resurrección y poder con él celebrar la fiesta “corriendo el hornazo”.

El día 21 de abril estaba marcado en el calendario, pero no acompañaba ni el sol ni la temperatura para salir al campo y disfrutar de esta tradición junto a familiares y amigos. Los más atrevidos salieron. Dio lo mismo el lugar, todos los fuentidueñeros pudimos “correr el hornazo” disfrutando y comiendo el tradicional dulce típico de nuestra Semana Santa.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!