La cultura del esparto declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por el Gobierno de España

0 10

Luis M. González

El Gobierno de España aprobó el 17 de abril a la cultura del esparto como patrimonio cultural inmaterial. Lo hizo a través de Real Decreto por ser Manifestación Representativa del Patrimonio cultural Inmaterial de nuestro país.

Desde hace años ésta viene siendo una reivindicación colectiva que el Museo del Esparto de Cieza (Murcia), los artesanos, y las asociaciones y entidades culturales han llevado a cabo y es el paso previo para ser reconocido por la UNESCO. Los esparteros e hiladores son noticia. con esta Declaración se protege y se reconoce la importancia de esta forma de vida dignificando con ello a las personas.

Aunque Cieza nos queda lejos, no así el esparto y sus ta reas. Por esta razón debe ser motivo de alegría para todos los fuentidueñeros ya que el esparto ha sido un eslabón de la cultura también en nuestra comarca. Aun quedan diseminadas por los atochales del Monte y la Dehesa del término municipal las charcas donde al sol se cocía la fibra. Y en algunas casas alpargatas, baleos, serijos, persianas, maromas que se fabricaban después con ella.

La abundante fibra, ahora poco trabajada en la zona, se extraía de dos plantas: la atocha que produce esparto fino y el albardín del que se extrae el esparto basto. Esa fibra, dura, asociada a las necesidades de las personas, a lugares y a tiempos, se ha instalado en la memoria colectiva como un elemento que ha tejido durante siglos toda una forma de vida en nuestros antepasados; una forma de vida de los países del Mediterráneo Occidental, especialmente de España.

Villarejo de Salvanés ha sabido conservar y mostrar esta cultura del esparto para no arrinconarla en el olvido.

Ahora es sólo “tarea de ocio” pero fue una industria puntera e importante. En su casa de la Tercia fue una de las primeras exposiciones etnográficas temporales y tuvo como protagonista al esparto y la cultura que giró en torno a él durante décadas. La recolección del esparto y el trabajo del mismo para hacer aperos y útiles para las casas era una forma de ganarse la vida.

AgroMadrid, la feria de Villarejo referente en toda la comunidad de Madrid y en España, ha contado desde siempre con una muestra de todo aquello que se puede hacer con esta planta tan abundante en la zona. En las últimas ediciones ha tenido la suerte de contar con una gran cuadrilla de trabajadores especialistas en el manejo de la fibra que da la atocha. Verles hilar haciendo cuerdas o maromas es algo inenarrable. También han podido disfrutar de ellos y de su trabajo en eventos culturales como La Noche en llamas o mercadillos de Artesanía.

Cieza sigue manteniendo viva esta cultura y ha profesionalizado el sector. Trabajando el esparto muchos han conseguido abrirse camino para ganarse la vida manteniendo además viva una cultura y una tradición.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más