Lucía será una de las 50 españolas de las que hablaremos en el futuro

0 121

J.A. Pérez – El País

Digitales, emprendedores, creativos, inconformistas y sin miedo al cambio. Así son los posmilénicos españoles y además, no les tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones.

Casi ocho millones de españoles y 2.000 millones de personas en el mundo pertenecen a la generación Z, nacidos entre 1994 y 2010. las tres ‘íes’: irreverencia, inmediatez e incertidumbre es la suma que mejor les define según los autores de Generación Z (Plataforma), Nuria Vilanova, presidenta de Atrevia, e Iñaki Ortega, director de Deusto Business School. «El mercado laboral del futuro se beneficiará de esas tres características que definen a los centenials. Esos tres rasgos de su personalidad serán los atributos que más se tendrán en cuenta para sus procesos de recruitment (procesos de selección)», apunta Ortega. Por su parte, Vilanova considera que son «esencialmente digitales, emprendedores e inconformistas. Si algo les define y diferencia son sus nuevas inquietudes y la visión de futuro tan disruptiva respecto a la que sostenían generaciones anteriores».

En España la tasa de paro juvenil es de un 33,7%, y en la última Encuesta de la Población Activa el número de parados bajó en todos los grupos, salvo en el de 20 a 24 años, donde aumentó en 3.100 personas. No en vano, el consejo de la Juventud alerta del aumento de jóvenes españoles en riesgo de pobreza y exclusión social. Sin embargo, los Z tienen un par de armas que están sorprendiendo a las generaciones anteriores a ellos: la creatividad y el colaboracionismo. Utilizan su imaginación contra la precariedad y se comunican con fluidez a través de las redes sociales para ayudarse entre ellos. Si la educación formal no les ofrece lo que necesitan para triunfar, lo aprenden en tutoriales de Internet. Si el mercado no les escucha, crean sus propios productos. Y, ojo, porque así también podrían derribar a todo un sistema dado el desinterés que perciben de los políticos hacia ellos y sus circunstancias, pese a que, en nuestro país, representan a más del 15% de la ciudadanía.

La modelo Liya de Pablo, la diseñadora María Simún, la influencer María Bernad, la actriz Lucía González de la Fuente, son algunos de nuestros jóvenes de la Generación Z. Para esta generación de nativos digitales, Internet es su medio y el smartphone, con una penetración de casi el 100% entre los jóvenes españoles de 14 a 25 años, es su herramienta.

Lucía González de la Fuente tiene 24 años; es actriz. A su corta edad cuenta con un currículum envidiable: ha trabajado con Álex de la Iglesia (las brujas de Zugarramurdi, Mi gran noche), ha sido la niña sin ojos de Pieles, de Eduardo casanova, y ha participado en varias temporadas de las series cuéntame, Hospital central y, actualmente triunfando en la popular serie de A3 Amar es para siempre.

«Empecé con 10 años, y ya me quedé en la profesión. He descubierto trabajando, con la experiencia, cuál es mi mundo y lo que quiero hacer. Y poder decir eso a mi edad es tener mucha suerte». Piensa que le ha tocado vivir una buena época: «Nuestra generación tiene la mirada más abierta que antes, y las cosas más claras. A nivel actoral, creo que contamos con más facilidades, más oportunidades para elegir, y eso te ayuda a definirte».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!