40 años no son nada…

0 109

Pedro A. Mora

…dependiendo cómo se valore política, administrativa y socialmente.

En 1979 veníamos de una dictadura llena de deficiencias en prestación de servicios públicos y no digamos nada respecto a libertades y relaciones sociales pero analicemos los servicios que prestaban los ayuntamientos. la ley de Bases de administración local tenía unas obligaciones mínimas pero los Fondos de los Presupuestos Municipales no llegaban para hacer frente a esos servicios mínimos y dependían fundamentalmente de las subvenciones estatales y provinciales.

Contando con estas premisas muy difícil era para aquellos ayuntamientos democráticos hacer una gestión mínimamente aceptable, dadas las necesidades y los compromisos adquiridos con los ciudadanos en los programas electorales. las inversiones propias eran nulas por lo que la gestión se tenía que realizar en las administraciones superiores de estado y diputación. dado que lo representantes locales no tenían dedicación exclusiva, dependía de la buena predisposición de las empresas donde estaban empleados alcaldes y concejales para obtener los respectivos permisos para poder llevar a cabo la gestión municipal.

En Fuentidueña había deficiencias de los servicios obligatorios de infraestructura como agua, saneamiento, alumbrado, pavimentación, depuración, … sobre todo en los barrios de la periferia. No digamos en sanidad y educación, por no decir en cultura y deportes. ¡Bien!, como ya se ha dado información, y ahí están las obras realizadas, de cómo se gestaron muchos de los servicios que se consiguieron para hacer del nuestro un municipio digno, me voy a referir solo a alguno de los muchos proyectos y servicios conseguidos en aquellos primeros años y que uno, junto a los compañeros de Corporación se siente especialmente satisfecho. eran actuaciones que se solicitaban y después era cuestión de “machacar” ante los responsables de las administraciones correspondientes. estos fueron los primeros acuerdos, las primeras solicitudes: viviendas al IPPV (Colonia Tierno Galván), Pasarela de la a-3, aulas de Preescolar y Pista deportiva, Campo de Fútbol, Casa de Cultura, Biblioteca Municipal…

El primer proyecto llevado a cabo fue la Biblioteca Municipal. el Pleno Municipal acordó la creación de la misma el día 31 de mayo de 1979. el lugar de dicha instalación sería el salón de actos del ayuntamiento de la Plaza de la Constitución. No teníamos otro. el fondo dotacional de libros (Unos dos mil libros) y la adquisición de estanterías y muebles nos llegó de una subvención solicitada y concedida por la diputación Provincial. Como el presupuesto no daba para la creación de la plaza de bibliotecario encargado de la misma, se solicitó la colaboración de vecinos del pueblo, acordando, el 29 de noviembre de 1979 la constitución de la Junta Municipal de la Biblioteca integrada por las vecinas y vecinos que se ofrecieron voluntariamente, comenzando el servicio por aquellas fechas. en el nº 142 de la Fuente de la dueña en la sección Nuestra historia…en un art. escrito por el Coordinador de la misma Luis Miguel González y que yo animo a volver a leer, dice “la Biblioteca Municipal de Fuentidueña cumple en julio 25 años, aunque a decir verdad y haciendo justicia a la historia de este singular espacio de cultura, la Biblioteca de Fuentidueña cumplirá en noviembre 40 años”. Siguiendo la lectura de dicho art. se dan los nombres de los integrantes de la Junta Municipal que quiero resaltar, como agradecimiento, el maestro Gregoria Gonzalo, el párroco Pedro Cuevas, Mariano Martínez, Blanca Terrés, encarna Zamora, Manuel Garillete, Ángel de la Plaza, Pedro lópez que se turnaban periódicamente como asesores de lectura. los encargados de la misma eran Plácido Gómez y el concejal de Cultura y deporte Víctor Manuel esteban.

Si solicitamos información de la Biblioteca Municipal en la página de internet nos da entre otros, los siguientes datos de la misma: ubicación, horarios, entidad responsable el ayuntamiento de Fuentidueña de Tajo, fecha de creación 17 de julio de 1994.

Con la colaboración ciudadana, el Campo de Fútbol de la Pradera fue otro de los servicios de aquellos primeros momentos, así como la adaptación del sótano de la Casa del Médico como Casa de Cultura o la Casa del Secretario como Centro de Mayores. No eran las instalaciones más idóneas, pero si las más adecuadas para el momento aquel, de hace 40 AÑOS.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más