La gota fría también llegó a Fuentidueña

0 41

Daniel de la Plaza

Hace escasamente unas semanas, a mediados de septiembre, DANA (depresión aislada en niveles altos) hacía eco de su fuerza en algunas zonas de Fuentidueña de Tajo. Una gota fría intensa que dejó a muchos vecinos y agricultores entre la espada y la pared.
“Estas cosas por aquí no pasan” – se oye en unos de los vídeos que se hicieron virales.
El nivel del agua empezó a subir en el “Charco” dejando sin agua al barrio del Perchel y Colonia San Andrés. El río Tajo manchado de color chocolate por todo el barrizal que traía la lluvia. la A3 cortada a la altura de Arganda del Rey y retenciones en toda la autopista en sentido Madrid. Cortes en todas las carreteras de las Vegas y, una vía pecuaria y camino hacia la ermita, seriamente dañado. Tal es el desprendimiento que llamó la atención de un programa de Telemadrid y se acercó para analizar la zona y charlar sobre la situación con alguno agricultores.
Cuando te acercas y ves las “nuevas piscinas naturales” de Fuentidueña te hace reflexionar… como si el agua hubiera llegado con ganas de ocupar lo que le pertenece. Como si nos estuviera diciendo que nos hemos adueñado de su caudal y que con ella no se juega. Quizá sea un aviso. Quizá una mala gestión hecha en su día.
En general, todo el sureste y alrededores de la Comunidad se vieron afectados. Entre el 15 y 16 de septiembre, los servicios de emergencias del 112 gestionaron 103 expedientes por inundaciones, sobre todo en arganda del Rey, Campo Real y Velilla de San Antonio.

El pueblo vecino de arganda del Rey fue uno de los municipios más afectados con calles, comercios y metro inundados.
Curiosa sensación cuando estás debajo de una tormenta de estas dimensiones y ves lo pequeños que somos.
Pero hay algo que da más miedo: las lluvias y la gota fría se van.
El agosto del 2017 fue el más seco de lo que llevamos de siglo. El buitre africano o moteado ya se camufla en las colonias de buitres leonados por la similitud climática de su país de origen. Los días con precipitaciones de nieve descienden un 41% en Navacerrada (Madrid). En 2015 se sufrió una ola de calor de 26 días de duración. Si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, en el año 2100 podrían durar hasta tres meses. Más de 200.000 personas se verán afectadas en 2050 por inundaciones continuas debido al incremento del nivel del mar. Miles de peces
muertos en Murcia por falta de oxígeno en el Mar Menor. Mueren el 40% de las abejas de Europa por los pesticidas usados en el campo. España es el país que más los usa para incrementar la producción.
Y así, un largo recital de argumentaciones.
Me atrevo a decir que esto no es solo competencia de nuestros gobernantes, que ya vemos que prefieren desviar la gravedad a temas mucho más mundanos como la exhumación del dictador o incentivar el nacionalismo pobre con fronteras mentales y físicas. es hora de reaccionar
lector. En mi andadura por la Fuente de la dueña me he limitado a escribir objetivamente pero el tema requiere reflexión y consciencia colectiva. Está en nuestra mano. la ONU advierte que si queremos que nuestros descendientes conozcan el mismo planeta que conocemos hoy, la capacidad de reacción debe ser inmediata. Está en nuestra
mano. Los grandes cambios se consiguen a través de pequeños cambios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más