Disfrutando en Fuentidueña de Tajo

0 18

José Balboa

Emulando al popular anuncio Navideño, el caminante vuelve a casa en
Navidad. Sí, como fiel “anduriña” (golondrina) en tan solemne onomástica,
cada año vengo a cargar las pilas del amor familiar, con mis hijos, nietos y
muchas más personas que amo, a este pueblo que me acoge con los brazos
abiertos y la sonrisa en su rostro.

Como persona afortunada que soy, en el decir de mis hijos, Dios hace
que tengan razón, estas Navidades del 2019, el destino me tenía reservadas
varias sorpresas. Una de ellas y muy grata por cierto era ésta: asistir a
la presentación de dos libros de mi entrañable y admirado amigo Luis
Miguel González cabezas.

Luismi, para los amigos, es un joven de poco más de medio siglo,
inquieto, insatisfecho, culto y buscador de razones para realizarse cada día
más y arrastrar consigo a quien quiera seguirle, no detrás, sino a su lado.
Pedagogo, dedicado a la enseñanza como vocación insaciable, contagia a
los alumnos de sus múltiples inquietudes y ellos disfrutan dejándose llevar.
Dirige obras de teatro, labor que suma a la de actor, es el director de una
revista, La Fuente de la Dueña que, increíble en nuestra querida España,
ha cumplido ya los treinta años, por supuesto gratuita. Para su confección
cuenta con un pequeño grupo de colaboradores, entre los que se halla,
como es fácil comprender, la incansable Eva, esposa y musa, cualidades
que él no se harta de ponderar. Y, precisamente, fruto de esa maravillosa
complicidad, hoy Luismi, de la mano de una de sus más fieles colaboradoras y a la vez, cuñada suya, María del Pilar Balboa Toledo, nos presentaron dos libros, “En mi cole es Navidad” y “Llueven Ángeles del cielo”, en los que el polifacético González cabezas incluye tres obras de teatro para niños, en cada uno de ellos. Sin incurrir en el descubrimiento del contenido de cada una de las piezas escenificables, la dinámica y siempre dinámica y presta a colaborar en todo lo que redunde en bien de la comunidad, Mari Pili, con su proverbial simpatía y fácil verbo, nos dio unas pinceladas de las temáticas tratadas en cada una de ellas, que prometen ser muy del agrado de los espectadores que tengan la fortuna de asistir a sus representaciones, cuando y en el lugar que se hicieren.

El acto gozó de una nutrida y respetuosa asistencia, llenando el local
de la casa de cultura de Fuentidueña. como nota a destacar es la asistencia
del consistorio en pleno, con el Sr. Alcalde Presidente a la cabeza.

Por comentar el contenido de algunas reflexiones que se vertieron,
resaltaré una del protagonista del acto, Luis Miguel, que, más o menos está
contenida en los siguientes términos: “Para encontrar personas válidas hay
que crear plataformas donde ellas, las personas, puedan darse a conocer”.
No estoy totalmente de acuerdo y él, Luismi es una muestra de ello.
Discrepo, sutilmente de ese criterio ya que pienso que son las personas
válidas quienes tienen que mostrarse ellas mismas, y con sus actos arrastrar a los demás por los caminos de la cultura en cualquiera de sus vertientes. Como paradoja, él mismo es un ejemplo vivo de esa filosofía que
defiendo. González Cabezas, con su actitud positiva y emprendedora,
arrastra todo un mundo de actividades que enriquecen a todo el que quiera
emularle. Personas como Luis Miguel González cabezas, hacen grande y
enriquecen la sociedad. Larga vida y honor a quien lo merece.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más