La consejera visitó Villarejo de Salvanés, Morata y Campo Real

0 41

J. Díaz

La consejera de cultura y Turismo de la comunidad de Madrid, Marta Rivera de la cruz, visitó el miércoles 4 de diciembre Villarejo de Salvanés, Morata y campo Real. con la visita pretendió promocionar el Museo del cine de Villarejo, las palmeritas de Morata y las aceitunas de campo Real.

En su ruta por estos tres municipios, dentro del “compromiso 179”, Rivera de la cruz ha manifestó que la comunidad de Madrid promueve la gastronomía y el patrimonio histórico-artístico de los pueblos de la región.

En Villarejo la consejera visitó su castillo, de finales del siglo XIII, la casa de Tercia del siglo XVI y el convento de Nuestra Señora de la Victoria de Lepanto, construido como agradecimiento a los resultados logrados en esa batalla. Finalizó su visita en el Museo del cine de Villarejo, instalado en el antiguo cine París, primer museo del cine profesional y tecnológico de toda España.

En Campo Real Rivera de la cruz visitó una fábrica de aderezos de las famosas aceitunas de esta localidad “a las que ya hizo referencia Cervantes hace unos siglos y que eran consideradas manjar de reyes en la corte de Felipe II, prueba de su consolidada calidad”. También visitó la Iglesia de Santa María del castillo, declarada monumento histórico artístico en 1981, ejemplo de la riqueza patrimonial de campo Real y uno de sus atractivos turísticos. Esta iglesia fue en sus orígenes un castillo-hospital de la Orden Hospitalaria y presenta una mezcla de los estilos gótico, renacentista y barroco. Finalizó su visita en la Ermita del Santo cristo de la Peña de 1717 y de estilo barroco. Su cristo sale desde hace tres siglos en procesión cada 14 de septiembre.

La consejera de cultura de la cAM finalizó ese día su recorrido en Morata de Tajuña, municipio referente turístico de la comarca de las Vegas. Visitó el cerro de la Iglesia y la escultura de Martín chirino que representa dos grandes manos de acero unidas en un abrazo, homenaje a los brigadistas internacionales por su lucha en la batalla del Jarama. A sus pies, el complejo entramado de trincheras y un nido de ametralladoras que el Ayuntamiento pretende convertir en un yacimiento arqueológico visitable. Pero si por algo es conocida esta localidad madrileña es por sus palmeritas. Se producen anualmente más de 60.000 kilos de estos hojaldres con su propia Feria de la Palmerita, que este año celebra su tercera edición, los días 14 y 15 de diciembre y que logró vender el año pasado, 5.000 kilos de palmeritas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más