Conseguido

0 240

Eusebio Morales

Después de varios escritos hacia el Consistorio y denuncias publicadas en esta revista, se ha dado cumplimiento a una Ley que fue aprobada en el Congreso por la mayoría de los partidos políticos.
Se trata de la Ley de Memoria Histórica, respecto a los símbolos anticonsticionales y representativos de una Dictadura existentes en la Cruz situada en el recinto del Cementerio Mu ni cipal de Fuenti due ña, la cual solo representaba a los caídos de una de las partes.
La modificación realizada, retirando dichos símbolos, han sustituido por la colocación de una placa en su lugar, que representa a todos aquellos que lucharon por sus ideales en ambos lados. Representa no solo a aquellos que están descansando en el cementerio, si no también a aquellos que por circunstancias de la defensa de sus ideales sufrieron la represión de la Dictadura, muriendo en campos de concentración tanto de España como en Alemania. Eran las órdenes dadas por el dictador en España a Hitler. También las grandes obras faraónicas emprendidas por el dictador (Valle de los Caídos, túneles en líneas ferroviarias hoy sin servicio), enterrados en fosas comunes, juicios sumarísimos con penas de fusilamiento, cárceles, etc.
Mis ideas no son compartidas por algunas personas. No obstante siempre lo he comentado, esta Ley de la Memoria, que no se debe de derogar, me hace reflexionar y recordar aquellos tiempos de represión y de caciquismo en los municipios. Aunque hoy puede que en menor medida sigue habiendo ese caciquismo. Vienen a mi memoria aquellas historias de acusaciones falsas hacia personas a las cuales se les encarcelaba, solamente por dar su nombre al no tolerar las imposiciones e ideas de quienes las querían imponer al precio que fuese. Desestructuraban familias solo porque el marido no se dejara doblegar a las presiones de ese caciquismo; su mujer, por ser de quien era pagaba igualmente sin miramiento de familia ni de hijos; tenían que hacerse cargo de éstos otros miembros de la familia. Se desmantelaban familias y viviendas. Muchos de los enseres de la familia como colchones y ropas aparecían en las cuadras de los animales del cacique de turno. Es por eso por lo que cada uno tendremos nuestras ideas y la defensa de estas.
La citada Ley nos puede servir para recordar a todos a aquellos que, aun luchando por unas ideas en defensa de una Demo cra cia establecida, terminada la contienda y de rrotados, su frieron represiones, agravios por ese caciquismo existente en muchos municipios. Los vencedores en vez de cerrar el círculo y proponer una Paz, hicieron todo lo contrario. Su meta era el impedir la vuelta de aquellos que habían luchado por sus ideales y aun habiendo cumplido con sus condenas impuestas, no podían regresar con sus familias, a sus raíces, y continuaban con un exilio forzado por dicha situación.
Ahora con la retirada de esos símbolos representativos de una Dictadura represiva y la colocación en su lugar de la nueva placa, creo que todos podamos cerrar ese círculo de reconciliación y srirva para el reconocimiento de todos y para todos los que lucharon y defendieron unos ideales en los que creían.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

× ¡Escríbenos por Whatsapp!