¿Seremos mejores?

0 331

Mª Luz Domínguez

Inmersos en la rutina de estos días duros de confinamiento e incertidumbre ante esta situación excepcional alimentamos cada día el deseo de que todo termine. Terminará.


Cuando pase corremos el riesgo de olvidar pronto todo lo sucedido. El hombre como especie no aprende fácilmente. Solo a base de golpes. Para los que han perdido a alguien y no han podido despedirle como se merecen la lección ha sido dura. Para otros, los que han corrido mejor suerte, solo con mirar a su alrededor ya deberían tener una lección para no olvidar. Y para aquellos, los asintomáticos de empatía, no vendría mal un ataque sorpresa que les hiciera despertar de su sueño de ser todopoderoso.


En esta época hemos llegado a crear que la fortuna y la tecnología nos protegían de todo. Y son solo meros elementos que simplemente nos pueden facilitar la vida pero no protegernos de pandemias.


Hoy desde nuestros hogares, convertidos en el lugar que nos acoge y en el único Fortín que nos puede proporcionar protección, elaboramos una lista de buenos propósitos para disfrutar mejor la vida en el futuro. Mientras, la primavera avanza. Hemos dado un respiro a la tierra. La naturaleza se ha visto liberada de la opresión a la que la sometemos habitualmente.


Y después de todo… ¿seremos mejores?, ¿prestaremos atención a esos detalles que antes pasaban desapercibidos?, ¿asumiremos para siempre que es imprescindible una calidad en la sanidad y en los servicios asistenciales?, ¿sabremos hacer las cosas en nuestro entorno en su justa medida?
Estamos aprendiendo, toca avanzar, sumar en positivo y seleccionar lo importante. Ahí está la respuesta a todas las preguntas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

× ¡Escríbenos por Whatsapp!