Suspendida la Romería de Mayo

La talla de la Virgen colocada en el Altar - Facebook Virgen de Alarilla Coronada
338

Luis M. González

La Hermandad de la Virgen de Alarilla y la Parroqueia San Andrés de Fuenti due ña se adelantaron a lo que estaba por llegar.


El lunes 23 de marzo comunicaban a los fuentidueñeros y a los devotos de la Patrona de Fuentidueña la suspensión de la tradicional ROMERÍA del 1 de Mayo.


La Romería de Mayo a la Ermita de Alarilla tiene su origen en el Año Santo Mariano de 1954 convocado por el Papa Pio XII cuando el párroco decidió organizar una Romería extraordinaria a la Ermita en el mes de mayo, broche final a los actos marianos celebrados en Fuentidueña.


Aquella subida a la Ermita en mayo no volvió a celebrarse hasta el año 1987 cuando el Papa San Juan Pablo II vuelve a declararlo Año Santo Mariano y la Junta de la Hermandad de Alarilla, presidida entonces por Francisco Moreno, decide volver a realizar la Romería de la Virgen fechándola para el segundo domingo de Mayo.


Años más tarde fue la Junta que preside Luis Miguel Olivas fija el evento religioso en el 1 de Mayo. A Luis M. Olivas le sigue Margarita Gonzalo en el cargo, la primera mujer Presidenta de la Her man dad, y la cita del 1 de Mayo es ya un ito en el calendario fuentidueñero, una cita obligada que ha venido celebrándose ininterrumpidamente desde 1987.


El país y los ciudadanos del mundo entero atravesamos una crisis sanitaria y social amenazados por el Coronavirus, el conocido como COVID-19. El estado de alarma decretado por el Gobierno obliga este año a tomar la decisión de suspender la Romería.


Pero la Virgen no se quedó sin sus Mayos. Estupenda resultó la iniciativa del grupo de músicos y cantantes habituales de este acto cultural que llevó a cada casa el tradicional canto a la Virgen. Las nuevas tecnología permitieron a los fuentidueñeros que lo desearon empezar “como siempre” el mes de mayo. A las doce de la noche sonaron en móviles y otros dispositivos Los Mayos a la Virgen de Alarilla.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!