Aparición de la Virgen de Alarilla

8

Luis Muñoz


Era un día soleado,
al monte se fue a pastar
el pastor con su ganado
y en una atocha
fue a encontrar.


Una muñeca muy linda
lo que en la atocha vio
la llevó para su casa
y a su hija se la dio.


Toma hija esta muñeca
que en el campo yo encontré
para que juegues con ella.
Es muy guapa, ya lo ves.


La niña con su muñeca
con ella se fue a la cama
no se soltaba de ella
para jugar por la mañana.


Al día siguiente el pastor
al monte se fue a pastar
otra vez con su rebaño
y en la misma atocha
allí la volvió a encontrar.


El pastor muy extrañado
se la llevó a su casa
a su hija le preguntó
si tenía la muñeca guapa.


La niña estaba llorando
y le dijo a su padre
la muñeca ha desaparecido
la que tú ayer encontraste.


El pastor abriendo el morral
a la niña la ofreció
era la misma muñeca
que a su hija ayer la dio.


Y así como de costumbre
el pastor se fue a pastar
pero al llegar a la atocha.
la muñeca volvió a encontrar.


Creyendo que era un milagro
el pastor se presentó
a contarle al cura párroco
lo que en el monte sucedió.


Todas las autoridades
al lugar se presentó
creyendo que era la Virgen
una ermita se construyó.


Todo el pueblo decidió
él llevarla en romería
que es donde se ubicó
una bonita ermita
para la Virgen de Alarilla.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!