No se entiende

15

Eusebio Morales

Seguimos estando preocupados por la situación sanitaria en la cual nos encontramos por el COVID. Pero hay cosas que no se entienden. Al principio de esta pandemia se nos decía, según los expertos, que las mascarillas no eran necesarias, solo y prioritariamente como protección para el personal sanitario. Entonces estábamos escasos de dicha protección. Hoy son imprescindibles para todos, hay demasiadas, incluso ya te las venden por internet y si no también te las haces caseras. Siempre mirando la protección, porque la Seguridad Social si te las proporciona y según qué autonomía, con cuenta gotas. Ya se han convertido en un artículo más en la cesta de la compra y un gasto más en la unidad familiar que se hace notar al fin del mes.
Se acabó el estado de alarma decretado por el Gobierno para así poder ir superando la otra pandemia que es la económica. Pero seguimos estando igual o peor; ya se nos permite, y siempre bajo unas medidas de seguridad, ir a los bares, sentarte en una terraza, visitar centros comerciales, reunirnos, por supuesto ir a trabajar, hacer una vida de sociedad medio normal,… pero no podemos hacer una vida de resolución de temas burocráticos que nos surgen en el día a día, centros de salud cerrados o con atención telefónica. Que no se entiende cómo te pueden diagnosticar cualquier dolencia o rotura.
Pero en las nóminas te siguen descontando la parte proporcional correspondiente a la SS. Los bancos igualmente en menos proporción, centros oficiales como Ayuntamientos, Diputación, etc. siempre con cita previa y nulas resoluciones. Y ya no opinemos del SEPE, hay personas que después de una vida de trabajo tienen que arreglar su jubilación; mejor seguir trabajando para así seguir cotizando o te desvían a otra provincia por saturación. Y pensemos los que por desgracia se hayan tenido que acoger a un ERE o ERTE y no estés recibiendo la ayuda no esperes a solucionarlo en tu oficina de empleo, no atienden. Y tú te preguntas ¿de qué como este mes? Solo nos queda la pataleta.
A mí me gustaría saber si los funcionarios de estos organismos no van a tomar un café, se sientan en una terraza, van a centros comerciales, a espectáculos, etc. y no se contagian, se comprende, por hacer una vida normal como cualquier ciudadano. Entonces no se entiende por qué no se puede ir a resolver cualquier consulta o resolver alguna situación anómala, que seguro será posiblemente algo que cualquiera de estos funcionarios lo gestionará mal en su momento, pensado que a estos organismos no se va por gusto. Al no están abiertos como cualquier oficina privada o comercio y repito, siempre con las medidas de seguridad, solo me queda pensar que los funcionarios o empleados públicos estarán contagiados y así nos protegen a los ciudadanos del nunca esperado COVID.
Esperemos que al fin podamos llegar a una situación normal, superando esta situación de pandemia que llegó sin esperarla; todos la íbamos a parar pero la realidad es que no está siendo así.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!