Morata de Tajuña contará con un autódromo que podrá albergar carreras de ‘Fórmula 1’ en unos cinco años

207

Fuente: LA Vanguardia Europa Press

El municipio madrileño de Morata de Tajuña contará con un circuito que podrá albergar carreras de ‘Fórmula 1’ y ‘Moto GP’ en un periodo estimado de cinco años gracias a la inversión privada de 12 millones de euros por parte de la empresa española ‘Streammotorfire’.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de la localidad, Ángel Sánchez Sacristán, ha explicado que este proyecto surgió hace cinco años y que desde su Gobierno se ha trabajado para que la región cuente con un nuevo circuito de carreras ya que «está falta de este tipo de instalaciones», pues el del Jarama, construido en 1967, ya está «obsoleto».

En este sentido, Sánchez ha recalcado que el proyecto es interesante para el municipio y «también para la Comunidad de Madrid» porque «va a ser un dinamizador económico». Respecto a la relación con la empresa ‘Streammotorfire’ ha apuntado que han trabajado conjuntamente para desarrollar un plan que es interesante para ambas partes.

«Es importante destacar que el capital es 100% privado de capital español. En la subasta de la parcela hicimos una cláusula para que en cinco años el proyecto esté hecho y así evitar especulaciones. Queríamos asegurarnos de que no fuese un globo que se fuese a pinchar».

Además, de cara a la construcción del autódromo, el alcalde de Morata de Tajuña ha hecho hincapié en las ventajas que ofrece la ubicación de la localidad, ya que cuenta con el hospital de Arganda del Rey a poco más de diez kilómetros, y está «a 25 minutos» del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Asimismo, Sánchez ha puesto en valor el impacto económico que puede tener esta idea, que promoverá incrementará la actividad hotelera, de hostelería e incluso de empresas relacionadas con el motor.

Por otro lado, esta iniciativa contaría con el beneplácito de la Real Federación Motociclista Española y de la de Automovilismo, y el propio Sánchez ha mostrado su «ilusión» en un proyecto que «está muy cerrado» y que es una forma de «aprovechar un terreno improductivo» después de que haya sido utilizado durante años como cantera de caliza.

«Solo quedaba tierra y ahora se puede aprovechar el agujero de la cantera, los aludes sirven como gradas y el ruido se quedaría encerrado y saldría solo hacia arriba. A nivel de medio ambiente no habría problema porque el terreno ya está degradado de por sí», ha explicado.

La pista tendrá una longitud de 4.500 metros, con una recta principal de 650 metros de largo y otros catorce de ancho. Además contará con seis curvas hacia la derecha y otras siete hacia la izquierda.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL

La proyección de esta pista no es solo a nivel nacional, ya que se espera que, gracias a su modernidad y calidad de las instalaciones, pueda albergar competiciones de ‘Fórmula 1’ o ‘Moto GP’, y entre así en el circuito internacional de este tipo de campeonatos.

«Se va a generar actividad durante 280 días al año, y la empresa pretende tener el circuito en trabajo constante. Se calcula que a diario puedan venir 100 personas y en fin de semana más de 1.000. Con los grandes premios pueden venir decenas de miles de personas», ha valorado.

Además, ha informado de que la empresa promotora también estaría valorando que la instalación albergase un museo de motociclismo, y se prevé que esté preparado para que se celebren convenciones de empresas y eventos, así como las prácticas de escuelas de pilotos.

FASES Y PERIODOS DE CONSTRUCCIÓN

En este sentido, el alcalde ha explicado que se ha pedido la licencia de construcción y, como paso previo, deben solicitar a la Comunidad de Madrid la calificación urbanística con informes sobre medio ambiente, vías pecuarias y carreteras.

«Este procedimiento suele tardar un año o año y medio. Cuando esté hecho, aprobaremos la licencia y a partir de ahí, en un periodo de seis o diez meses, empezará a funcionar en su primera fase», ha detallado.

Esta primera fase, valorada en siete millones de euros, consistiría en construir la pista de cara a que se realicen pruebas deportivas a un nivel inferior y como un punto «importante» de ocio. El alcalde ha estimado que pueda estar en funcionamiento en dos o tres años.

En la segunda parte del proyecto, que está valorada en otros cinco millones de euros, se adecuaría la instalación para albergar pruebas internacionales, para lo que habría que colocar gradas, partes con césped y mejorar alguna parte de las instalaciones para los competidores.

Así, la pista se estima que podría estar acogiendo carreras de máximo nivel en un periodo de entre cuatro y cinco años, aunque Sánchez ha remarcado que esto «depende de terceros» e incluso de las condiciones meteorológicas, que puedan afectar negativamente a los tiempos de construcción.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!