Con la mirada puesta en las vacunas

354

Luis M. González

Comenzamos este 2021 con la mirada puesta en las vacunas con la esperanza de que nos devuelvan la ansiada normalidad. La de verdad. Las Navidades no fueron al uso por la normativa frente a la pandemia. La mayoría cumplimos pero… Pues eso, que pese a todo y a todos llegó una nueva ola de contagios. En nuestra Comarca lo sufrió especialmente Villarejo y algo después Estremera. Ambos municipios estuvieron confinados perimetralmente durante muchos días hasta doblegar su curva particular.
Y en la Comunidad, siempre a paso cambiado con respecto al resto. Imposible ponerse de acuerdo. “Antes muerta que sencilla”, que diría María Isabel. ¡Uy, qué coincidencia! Y para colmo de males anunció su llegada Filomena. Distraídos mirábamos para otro lado y se presentó de repente del 8 hasta el 10 de enero. ¡Y eso que había avisado!

Nos sorprendió a todos la dichosa borrasca que pintó de blanco durante días las Vegas, los Hilillos, la Dehesa y los montes. ¡Precioso todo! ¡Qué bonita la nieve cuando cae! ¡Qué paz!

Y qué trabajo y frío durante los diez días posteriores quitando nieve de aceras y calles, esparciendo sal, descongelando tuberías, valorando desperfectos en tejados y naves agrícolas, en árboles y en cultivos. Algo insólito. Llegamos a 25 cm de nieve en algunos puntos de nuestro término municipal; y el termómetro bajó hasta los 14 bajo 0 alguna de esas noches. ¡Qué bonita la nieve! ¡Qué paz mientras cae!
La tormenta Filomena ha sido “el nevasco del siglo”. Tendríamos que irnos cien años atrás para encontrar algo parecido en nuestra Comarca. Los representantes políticos se han visto obligados a solicitar a la administración la declaración de “zona catastrófica”.
Ahora, a finales de febrero, se ven fotos y vídeos con otros ojos. Y en cuatro días, hasta la pandemia se verá con otros ojos.
Llega marzo. Felicidades a todas las mujeres por luchar tanto por todos. En estos tiempos, especialmente a las que buscan soluciones frente a los problemas. Gracias a nuestros científicos-AS las desgarradoras cifras de la pandemia se cambian ahora por números de esperanza.
Se cumple un año desde que el Covid “se hizo oficial”. Estos doce meses han sido una pesadilla. El Covid invadió el mundo y se convirtió en la Covid. ¡Hay tantas cosas que nos parecen mentira que…!
Y ahora, un año después, las vacunas ocupan más espacios que el Covid. Esto también nos parece mentira. Es, posiblemente, la mejor noticia de estos duros y largos meses.
Propongo que estos doce últimos meses de nuestra vida cuenten la mitad cuando digamos la edad. Yo tengo… taytantos y seis meses.
Bromas aparte, están siendo meses duros. Pasarán. Un día, espero que pronto, los veremos con otros ojos. Estoy seguro.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!