El Triunfo del frikismo

522

Luis M. González

Con la pandemia Covid-19 en un sube-baja constante se celebrarán elecciones a la Comunidad de Madrid el martes, y no domingo, 4 de mayo. Aunque el artículo 8.2 de la Ley 11/1986 Electoral de la Comunidad de Madrid estipula que las elecciones se tienen que celebrar en el cuarto domingo de mayo del año que corresponda, existe la excepción. Cuando hay elecciones anticipadas se permite debiendo pasar 54 días desde que se disuelve el Gobierno. En este caso la Presidenta Isabel Díaz Ayuso lo hizo el 11 de marzo y entonces tocan el 4 de mayo. En Madrid, esta será la segunda ocasión en la historia de la Democracia que se celebran elecciones en un día laborable; la otra fue en 1987 y Joaquín Leguina ganó los comicios sin mayoría absoluta.

Curiosidades históricas aparte…


Comenzó la campaña y cada día se convierte más en un reality televisivo que enseña los más mínimos detalles de la vida de cada uno de los principales candidatos. Los otros no existen. Estos, los principales, se han convertido en concursantes en busca de titulares que tapen la falta de ideas. Y ante la falta de propuestas sirva para estar en la palestra la frase ocurrente. “Pues váyase, que es lo que deseamos muchos españoles”, de R. Monasterio -VOX-; “en Madrid no te encuentras a tu ex, la libertad que no ocurre en todas partes”, de Isabel Díaz Ayuso -PP-;“quite esa cara de amargada”, de Mónica García -MásMadrid-; “elegir entre fascismo o democracia”, de Pablo Iglesias -UnidasPodemos-; “no me vuelva a llamar traidor”, de Edmundo Bal -Cs- o “no vamos a elegir con quién nos vamos a tomar cañas, sino quién está preparado para liderar la recuperación”, de Gabilondo -PSOE-. Los medios de comunicación hacen su papel estando permanentemente a la caza, resaltando el frikismo y la violencia verbal, que es lo que más vende. Pues eso, encantados de la vida.


¿Hacia dónde vamos? O mejor, ¿hacia dónde quieren llevarnos?


No he oído nada en los medios de cómo solucionar el problema de la vivienda; de cómo mejorar la atención primaria en los centros de salud. Ni del paro que supera ya los cuatro millones; tampoco ideas que promuevan la incorporación de los jóvenes a su primer empleo y de calidad. Ni hablar de cómo frenar el aumento constante de la electricidad. Para descubrir algo sobre estos u otros importantes temas hay que hacer un verdadero trabajo de investigación. Y ni aun así se encuentra en algunos de sus panfletos.


Hablemos de lo que les da resultado: de dónde tomar cañas, de lo soso que es tal o cual, de cartas anónimas que inexplicablemente traspasan los controles, de viajar en moto, de…


Con este discurso ganará uno de los candidatos. Una pena.


Hay demasiados problemas. Entretenernos no es la solución.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!