Un agricultor de Estremera, héroe animalista de Madrid

581

TELEMADRID

Un aguilucho custodiado por una hembra y cuatro huevos es lo que encontró un agricultor de Estremera. Rápidamente lo cercó para mantenerlo a salvo y avisó a los agentes forestales. Se trata del nido de unos aguiluchos laguneros cuyos huevos ya han eclosionado.

Esta especie anida en el suelo, muchas veces entre la alta hierba de los campos cultivados y contribuye a su conservación eliminando topos e insectos que pueden constituir plagas.

“Tanto los aguiluchos cenizos como el pálido y el lagunero están catalogados como vulnerables y es por esto, porque cada vez se adelanta más la cosecha e incluso se hace en verde y cada vez más les cuesta criar y que sus pollos se desarrollen en el tiempo y no se los maten las cosechadoras”, dicen una agente forestal a Telemadrid.

Este agricultor de Estremera estaba cosechando su campo de cereal cuando detectó un aguilucho entre las espigas que cuidaba de su puesta. Dejó de cosechar 20 metros cuadrados alrededor del y llamó a los agentes forestales.

Los agentes comprobaron que se trataba de un nido de aguilucho, custodiado por una hembra y en el que había cuatro huevos. Procedieron a proteger el nido con una cerca y felicitaron al agricultor por su comportamiento.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!