Villarejo celebró el aniversario de la Batalla de Lepanto

119
ESTE CONTENIDO HA SIDO PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE LA FUENTE DE LA DUEÑA Nº 155.

Villarejo de Salvanés celebró el 450 aniversario de la Batalla de Lepanto con un programa especial de actividades coincidente con las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Victoria de Lepanto. Además lo hizo para convertir el festejo en un evento de trascendencia regional que sirva de motor económico, turístico, de estudios y proyectos vinculados a la contienda y a uno de sus principales protagonistas, Luis de Requeséns, comendador de Castilla y héroe del enfrentamiento.
Entre los actos organizados para este año tan especial destacaron en la semana previa la exposición sobre la Batalla en la Casa de la Tercia y el sábado 2 de octubre la celebración de la Primera Corrida de toros Lepantina con toreros vestidos con jubón y escoltados por soldados de los tercios hasta la plaza. Los diestros Javier Cortés, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín remataron la mejor velada taurina que recordaba el respetable villarejero.
El jueves 30 de septiembre llegó a Villarejo el Cristo de Lepanto, cedido temporalmente por el Cabildo catedralicio de Barcelona y devolviendo la visita que la Virgen de la Victoria hizo a Barcelona 50 años antes con motivo de la celebración de los 400 años de la Batalla. El Cristo salió en Procesión con la Patrona de Villarejo el jueves 7 de octubre como final de los festejos por el aniversario. Según la leyenda, la de la Victoria es la imagen a la que rezaba el papa Pío V durante la batalla bajo la advocación de Virgen del Rosario, imagen que regaló al comendador de Castilla Luis de Requeséns, figura clave de la Batalla y que tenía una de sus principales residencias en Villarejo.
La tarde del 5 de octubre más de cien vecinos, ataviados con vestidos de época, recreaban la contienda de la Batalla de Lepanto en la que la Liga Santa, integrada por la Corona Hispánica, los Estados Pontificios y la República de Venecia, capitaneada por Juan de Austria, se impuso sobre la flota Otomana aquel 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto. En la plaza de la Iglesia del municipio agua, olor a pólvora inundaba, detonaciones y la narración épica de la recreación histórica de la Batalla de Lepanto. Semanas de trabajo diseñando vestidos y preparando coreografías además de montar estructuras metálicas que han reconstruido las galeras turcas y españolas. El acto comenzó con la arenga de Luis de Requeséns, señor de la villa, a los vecinos antes de su partida hacia la lucha contra los otomanos y finalizó el miércoles 6 de octubre con la proyección de un vídeo de ficción documental sobre el traslado de la figura de la Virgen a Villarejo. El evento cultural fue cubierto por TeleMadrid.
El jueves 7, Día Grande, tuvieron lugar los actos más significativos de la semana, pues se celebrará un homenaje a los caídos en la Batalla de Lepanto, la que se considera primera contienda que da sentido al concepto de Armada a la flota española. El acto lo presidió el Almirante General Jefe de Estado Mayor de la Armada, Antonio Martorell y se realizó en la Plaza del Pradillo, donde lucía un monumento en honor a la Armada rematado por un ancla cedida por este arma del Ejército. A continuación, el Nuncio Papal monse ñor Bernardito Cleopas, ofició una eucaristía en honor a Nuestra Señora de la Victoria de Lepanto en la misma plaza dando por finalizado este Año Jubilar Mariano que el Papa Francisco concedió al Convento de Nuestra Señora de la Victoria de Lepanto estableciéndolo como lugar de peregrinación.
Según explicó a Diario de Arganda el primer edil de Villarejo, Jesús Díaz, el Consistorio pretende llevar a cabo un hermanamiento con la ciudad griega de Lepanto y la granadina de Frigiliana para aprovechar las sinergias entre las mismas vinculadas con la biografía de Requeséns, y desarrollar con turoperadores un itinerario sobre este marino catalán, con especial hincapié en Barcelona y Villarejo.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!