Santísima joven madurez

114

Mayca Margon

ESTE CONTENIDO HA SIDO PUBLICADO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE LA FUENTE DE LA DUEÑA Nº 155.

Querido diario:
Son las once de la noche. A las diez terminé mi turno. Llegué a casa hace quince minutos. Es uno de los mejores días de mi vida, no por el trabajo, que también, si no a causa del trabajo. Estoy tan contenta que no sé si podré explicarme.
Venga, va; que….
Esta tarde se me acumuló el trabajo en un momento dado, cobrar en caja, atender dos mesas y colocar parte del producto. ¡Y sin saber a qué acudir primero! Un follón. Y yo sudando la gota gorda. Así que se me ocurre, ante el apuro, pedir ayuda a mi compañero. “No puedo”, me dice. Y bien que lo entendí. Pero como le miro con ojitos suplicantes, y ante mi sorpresa, su siguiente comentario va dirigido a la encargada. “Esta chica no sirve para este trabajo, está embobada”. ¡Tierra trágame!
Quise volverme del revés, hacerme invisible, ser una mesa del mobiliario del local, ciega, muda y sorda.
Querido diario, ¡qué mal rato pasé! Mi cara debía estar cual rojo tomate más que maduro. Y ni siquiera podía echarme el pelo por encima porque lo sujetaba ese gorro que debemos ponernos.
¿Dónde podía esconderme? Y sobre todo: ¿cómo saldría de ésa?
De los siguientes minutos ni siquiera soy consciente. Sé que atendí una mesa ocupada por una señora acompañada por un señor mucho más mayor que ella. Me resultó muy simpática. Después de pedir su consumición preguntó mi nombre.
Y eso es todo querido Diario. Creo que ahora descansaré y repasaré mis horas trabajadas para saber si algo he hecho mal.
Querido Diario:
No te lo vas a creer. Ya sé que acabo de escribirte hace diez minutos pero es que estoy ahora mismo con unas ganas de gritar de alegría. ¡Te lo cuento ya!
Esa señora tan agradable que me preguntó cómo me llamaba, ha escrito una reseña en faceebok. ¡Madre mía! En ella me nombra. ¡Verás! Dice, voy a copiarlo. ¡Qué nervios!
“ESTA TARDE MI MERIENDA HA TRANSCURRIDO EN LA CAFETERIA DE LA ESQUINA. ALLÍ UNA EMPLEADA NUEVA QUE SE LLAMA CRISTINA ME HA ENSEÑADO EL MAYOR EJEMPLO DE HUMILDAD Y CAPACIDAD DE REACCIÓN POSITIVA HACIA EL SER HUMANO. QUIERO DECIR A CRISTINA QUE LLEGARÁ LEJOS EN CALIDAD PERSONAL Y SERÁ UNA SUERTE PARA TODO AQUEL QUE ESTÉ A SU LADO.
¡Buaaaaa!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!