El arte de sanar con las manos. Masaje enérgetico chino

Tomás de Blas

0 206

La terapia china de masaje, una de las p r i n c i p a l e s ramas de la medicina china, al igual que la acupuntura y el qigong, posee una filosofía y unos métodos muy completos y se puede aplicar a una amplia variedad de enfermedades.
Aunque casi todo el mundo está dispuesto a aceptar que un buen masaje afloja nuestros músculos cansados y activa la circulación sanguínea, a muchos les cuesta creer que con la terapia de masaje es posible curar enfermedades que van desde un simple dolor de cabeza y diabetes hasta hernias y convulsiones infantiles.
Para comprender como se pueden usar tan sólo los dedos, sin ninguna otra materia médica ni instrumento, para curar una amplia variedad de enfermedades, hemos de dejar de lado los prejuicios médicos e investigar el mundo exótico de la filosofía de la medicina china.

El principio más básico que explica el funcionamiento de la terapia de masaje, o de cualquier rama de la medicina china, es el restablecimiento del equilibrio del yin y el yang.
Mediante métodos científicos modernos, los investigadores chinos han comprobado que el masaje mejora las funciones naturales del organismo. Por ejemplo, incrementa la cantidad de leucocitos en las personas que no los tienen en cantidad suficiente, pero también la reduce en las que tienen demasiados; aumenta la cantidad de anticuerpos para reforzar nuestro sistema inmunitario, y nivela la cantidad adecuada de ácidos y otras
sustancias químicas en nuestros músculos.
La del masaje es una de las terapias chinas más antiguas, incluso puede que sea la más antigua. Todos los grandes maestros chinos de la antigüedad, utilizaron en su práctica la terapia de masaje, además de la
acupuntura y la medicina interna.
Durante la dinastía Tang, la terapia de masaje se convirtió en una especialidad aparte.
La profundidad y el alcance de este método de curación chino se desprende del hecho de que el gobierno Tang calificaba oficialmente a los terapeutas en cuatro categorías: practicantes, especialistas, maestros y profesores. En la antigua china, el masaje se conocía como an-mo, que literalmente significa «presionar y acariciar», las dos técnicas principales de la terapia china de masaje.
Desde la dinastía Ming, se conoce popularmente con el nombre de tui-na, es decir «empujar y agarrar. Este cambio de nombre se debió a una modificación del énfasis de la técnica puesto que, durante el período Ming, la terapia de masaje se utilizó mucho para tratar a los niños, para lo cual las técnicas de empujar y agarrar resultaban particularmente eficaces.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más