Imprescindibles para hacer un tiempo mejor

0 125

Luis M. González

Fin de año. Abrimos las puertas acaba un tiempo y empieza otro, siempre más ilusionante y apasionante que el que terminamos. Se despide el año dejando cargada una mochila en la que toca hacer limpieza para dejar hueco. Adiós.
Bienvenido 2019 al terminar de tragar la última uva de las siempre mágicas campanadas que nos unen a todos. Atrás recuerdos y aventuras pasadas; abrazos, besos, despedidas. Bienvenidos los nuevos estrenando un tiempo que siempre promete y que nos gusta imaginar y desear mejor. Este abrazo tiene más calor y este beso más color; el estrechón de manos aprieta y cruza una cómplice mirada de ida y vuelta deseando más y mejor.
Lejos queda ya enero y aquellos carnavales de febrero. La siembra, el nacimiento y recogida del grano, San Isidro, los conciertos, el teatro, la Tortilla y el Hornazo; las notas y ese sofocante verano con la Virgen por el agua casi el último día. Y hace nada, San Andrés.

Y Navidad. Navidad de Niño recién nacido siempre con caras nuevas pintadas de inocencia e ilusión; con la sonrisa expectante y el sueño ligero esperando descubrir mil secretos en la noche. Y Navidad también para las caras arrugadas con sueños serenos y bolsillos llenos; con ojos llorosos cargados de días y de sus vidas.
Bienvenida Navidad.
Y así, todos siempre esperando que llegue “la última uva”.
Llegará todo de nuevo y mejor para llenar el año de colores y sabores; pera hacer distinto el igual devenir de cada uno de los días del año.
Esas noches quizás no estemos todos o estemos más de los que esparábamos. Instantes de nostalgia y deseo. Adelante porque somos ahora los imprescindibles para hacer del Año Nuevo un tiempo mejor.
¡Feliz Navidad amigos!
¡Feliz 2019!
Nos toca hacer un tiempo mejor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más