Recuerdo de un buen amigo

247

Luis Muñoz

Yo sólo tenía un amigo
pero un amigo de verdad.
Por mí daba la vida,
teníamos buena amistad.
Él siempre iba conmigo
nunca de mí se separaba.
Era mi mejor amigo
para que nada me faltara.
Me quería con cariño,
nunca hizo algún reproche.
Él me daba su calor
igual de día que de noche.
Con él yo estaba seguro,
era amigo inseparable.
Creeros lo que os digo,
ese amigo era mi padre.
Dios de mí lo separó
ese amigo tan grande.
Solito a mí me dejó
mi buen amigo, “mi Padre”.
Mi vida quedó muy triste
cuando Dios se lo llevó
a ese amigo excelente
padre y amigo de corazón

× ¡Escríbenos por Whatsapp!