El Hospital del Sureste atiende telefónicamente a 325 enfermos por COVID-19

0 159

Fuente: EFE / La Vanguardia

Arganda del Rey, 7 may (EFE).- El Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, ha realizado desde el inicio de la pandemia del coronavirus un sistema de «altas precoces» y seguimiento telefónico a 325 enfermos leves por la COVID-19, quienes han pasado la enfermedad en su casa y con consultas telefónicas, con el fin de “descongestionar el centro”.

El hospital implantó este sistema ante la “reorganización” que debió poner en marcha ante la pandemia, con el objetivo de que el mayor número de usuarios siguiese su convalecencia “en la tranquilidad de su hogar”, manteniendo unas condiciones de seguridad clínica “similares a las que tendrían si estuvieran en el hospital”.

En total, hasta la fecha, se ha controlado a 325 pacientes de los que el 1,53 por ciento han tenido que ser visto físicamente de nuevo por un médico debido a otras patologías; y, de ellos, solo el 0,1 por ciento tuvo que reingresar, infoirma el hospital en un comunicado.

También recuerda que fue a finales de marzo cuando se dieron estas primeras “altas precoces” a aquellos pacientes con los que se podía emprender “un seguimiento telefónico muy estricto”, sin necesidad de que permanecieran en el hospital.

Fue una de las primeras medidas “de control y reorganización” de la asistencia, que permitió “descentralizar los recursos y evitar el colapso de las plantas del hospital”.

Pese a estar en sus viviendas, reciben una atención “muy estrecha”, con entre una y tres llamadas al día, dependiendo de su estado de salud, recalca el hospital.

Una vez cumplidos los 14 días tras la salida del centro, y si no hay ningún contratiempo, se les da el alta del seguimiento hospitalario, una circunstancia que se comunica a los médicos de atención primaria responsables de esos pacientes, para que sean ellos quienes pasen a encargarse del control del paciente hasta su alta clínica definitiva.

Este seguimiento es realizado por médicos del Hospital que, debido al cierre de los quirófanos, «disponen del tiempo necesario para dicha gestión».

El Hospital subraya que esta metodología beneficia al estado anímico de los pacientes, que están “más satisfechos” desde el punto de vista emocional, porque el aislamiento en casa “es más llevadero que en el hospital”; y aseguran que permanecen “confiados y tranquilos” porque las llamadas “son constantes”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

× ¡Escríbenos por Whatsapp!