Sale a la venta «el Tren de los 40 días»

0 385

Luis M. González

José María Olivera Marco acaba de publicar el libro el “El Tren de los 40 días”, el Ferrocarril Estratégico Torrejon-Tarancón, historia, trazado y guía de recorrido’, que narra la historia de esta desconocida línea con origen en la Guerra Civil de España y con una vida muy efímera.

Nos cuenta José María que “Más de tres años de investigación me ha costado sacar a la luz este fabuloso libro donde desvelo los misterios de este efímero trazado de 90 km con bocas, la una en Atocha –Madrid- y la otra en Tarancón –Cuenca-.  En archivos civiles y militares he encontrado los datos que necesitaba pero también paseando por el viejo trazado de la vía y hablando con los más viejos del lugar y sus descendientes para saber y contrastar todo lo que ocurrió”

“El tren hacía varias paradas en su recorrido nombrando una de ellas como Parada de Fuentidueña por su cercanía con la localidad. Curioso dato dado que se encontraba en término municipal de Estremera. La Urbanización El Cercado deja constancia del lugar y de esa parada entre sus calles; una de ellas es la denominada Camino de la Estación”, continua contando.  

El autor presentó su trabajo el día 25 de julio en Estremera. Al acto acudieron miembros de la corporación
municipal, de la Asociación Cultural La Tercia y numerosos vecinos que
disfrutaron de la presentación y del posterior coloquio.

Era la tercera de las presentaciones. La primera fue en  Villar del Olmo y posteriormente en Orusco de Tajuña. El 7 de agosto hizo lo propio en Tarancón, lugar donde se situó el final de vía de este singular tren.

En la actualidad quedan los caminos de balastro, puentes y túneles cubiertos por las zarzas que siempre han alimentado la imaginación. José María Olivera nos cuenta qué pasó en aquella vía, quienes estuvieron allí y cómo funcionó.

El tren de los 40 días o la Vía de Negrín, como también es conocida, fue un enlace ferroviario construido por la República durante la Guerra Civil Española con el fin de evitar el aislamiento que sufrió la zona centro peninsular tras el intento de toma de la capital por parte del Ejército franquista durante el otoño y el invierno de 1936-1937. Su construcción y puesta en explotación permitió una conexión segura con la zona levantina, facilitando de esta forma el transporte de tropas, material de guerra, víveres y combustible, así como el abastecimiento de la sitiada y necesitada población de Madrid, llegando hasta el mismo corazón de la capital a través de su conexión con la línea Madrid-Zaragoza que tenía su origen en la estación de Atocha.

Construido en plazo de tiempo superior a los 40 días que anunció el gobierno republicando y que acabaron dándole nombre, tuvo una vida efímera y estuvo en explotación poco más de un año hasta su desmantelamiento casi total poco después de terminar la contienda.   

“Todo ello lo cuento en el libro que divido en tres partes:  los motivos de su construcción, la construcción en sí y el desmantelamiento. Además sugiero al lector hacer el recorrido que divido en nueve cómodas etapas de 10/12 km cada una”, nos dice.

En 288 páginas, la obra nos ilustra esta historia con 519 fotografías en blanco y negro, color, planos y cuadros. José María nos cuenta cómo y quienes planificaron este tren; cómo y en qué condiciones fue construido y destruido; quienes se dejaron la vida en ello, los que escaparon, los que sobrevivieron; la detallada historia de la línea construida por la Republica durante la Guerra Civil para evitar el aislamiento que sufrió la zona centro peninsular tras el intento de toma de Madrid por el Ejército rebelde durante el otoño de 1936 y el invierno de 1937.

+INFO y peticiones en eltrendelos40dias@gmail.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× ¡Escríbenos por Whatsapp!