Víctor rescata a un hombre y su perro en Villamanrique

557

Por Luis M. González

Tres agentes de la Guardia Civil consiguieron rescatar a un hombre que no podía salir del río Tajo tras lanzarse al agua para salvar a su perro. Uno de los agentes se lanzó al agua, amarró con varias cuerdas al hombre y a su mascota y con la ayuda de sus compañeros consiguió sacarlos del río.

Los hechos ocurrieron sobre las 14:15 horas del sábado 20 de marzo. Una llamada del 112 dio el aviso al Sargento Víctor Gutiérrez unos minutos antes. Un hombre y su perro estaban enfangados entre la espadaña en una de las orillas del río Tajo pasada la localidad madrileña de Villamanrique del Tajo. Sin dudarlo un minuto preparó el operativo y salió rumbo al lugar marcado.

El dueño paseaba esa mañana con su mascota, un dogo de 80 kg, por la ribera del río cuando el animal quedó atrapado por la maleza y el lodo sin posibilidad de tocar la orilla. Su dueño intentó rescatarlo con lo que tenía a su alcance sin conseguirlo. Desesperado decidió meterse en el agua para sacar al animal. La temperatura del agua era de 3ºC y la corriente le hacía difícil conseguir su objetivo. Después de unos minutos él también quedó enfangado con su mascota en el mismo lugar. La situación era crítica y podía terminar mal.

Cuando el Sargento de Villarejo y los guardias Antonio y Javier llegaron al lugar encontraron al señor muy nervioso y “muerto de frío” en la orilla contraria a la que ellos se encontraban; le insistieron en que soltase al perro para que nadase hasta su posición pero se negaba a hacerlo. Ante la negativa, y viendo el peligro que corría él y su mascota si permanecían más tiempo en esas condiciones, el Sargento se metió en el agua y nadó hasta la otra orilla portando con él unas cuerdas que sujetaban sus compañeros. Una vez alcanzado el objetivo tranquilizó al señor y amarró como pudo a los dos. Sus compañeros hicieron lo propio tirando de la cuerda hasta acercarlos a la orilla y sacarlos a tierra firme.

La corriente del río en esa zona y la temperatura del agua no hicieron fácil la maniobra de salvamento. Finalmente salió bien, pero de no intervenir a tiempo hubiese costado caro.

“Los agentes se jugaron el pellejo, dijo un vecino de la localidad testigo del rescate. Estaba la cosa muy, muy mal y se han arriesgado mucho por salvar al hombre y el perro. Han puesto su vida en peligro y se podían haber quedado los tres porque esa zona del río es muy peligrosa».

× ¡Escríbenos por Whatsapp!