Comienza la concentración parcelaria en La Poveda

120

Luis M. González

Las obras de concentración parcelaria de la Poveda de Fuentidueña de Tajo comenzaron el miércoles 21 de abril.
Los trabajos, negociaciones y presentación de proyecto que comenzaron en 2012 tienen ahora su recompensa. El 16 de abril tuvo lugar la firma del acta de replanteo de la citada concentración de la Poveda por parte del Director de Agricultura, Ganadería y Alimentación D. Rafael García González. Las obras se estima que tendrán una duración de cinco meses y correrán a cargo de la empresa SERANCO SA que contará con el Jefe de obra D. César López-Hermida; la dirección estará a cargo de Eva Guerrero que tendrá como Colaborador facultativo a Andrés Fraguas y como Coordinador de Seguridad a Román González. El presupuesto, impuestos incluidos, ascenderá a 514.234€.


La dilatación en el tiempo para comenzar a ejecutar el proyecto ha sido debido a los condicionantes derivados de la situación sobre plano de esta zona conocida popularmente como Poveda, pero que comprende los parajes del Escaramujo, Moro, Bartola, Sotillo, Peña Greda, Olla Peral y Tejera. La zona en cuestión está afectada por el cauce del Río Tajo, por dos carreteras, una de ellas autovía, dos tuberías de agua, una vía pecuaria y el hallazgo de restos arqueológicos que los técnicos estimaron de poca importancia. Esta coyuntura y la lentitud de la burocracia han hecho que el inicio de los trabajos se trasladasen hasta este abril de 2021.


Las 150 hectáreas de La Poveda pertenecen en la actualidad a noventa propietarios, estos pasarán a ser solo setenta y cinco tras la puesta al día de documentación exigida con la concentración parcelaria. Las parcelas, que ahora rondan la extensión de 0,6 hectáreas serán unidades de explotación mayores llegando a una media de 1,6 hectáreas. Importante ha sido la gestión para reagrupar fincas familiares a fin de optimizar el futuro trabajo y su rendimiento. Al mismo acuerdo se ha llegado con algunos arrendatarios.


El Presidente José A. González y resto de la Junta de la Poveda expusieron en 2006 el problema ecológico y económico que suponía seguir con la aducción del agua del cauce del Tajo. Así, la Poveda lleva más de quince años destinada a barbecho o cultivos de secano.


Pero en la Poveda se tiene pendiente una intervención más ambiciosa. Si la concentración es importante más lo es el nuevo plan de regadío que se prepara y que aún está en estudio. El proceso sigue su camino a la espera de que pronto pueda ser una realidad la nueva estación de bombeo y la red de tuberías de agua para riego por presión. Con él se darían por finalizados los trabajos de modernización de la zona y el espacio volvería a ser lo de antaño, un rincón de producción agrícola extraordinario de Fuentidueña.


Los interesados pueden ver el Proyecto de concentración parcelaria de la zona en https://drive.google.com/drive/forders/1YxCTdZ0YxJF-3C4xBwfqt0KqNSXsVwm?usp=sharing

× ¡Escríbenos por Whatsapp!