29 de Mayo. Hoy se cumplen 145 años de la recepción del Puente de Hierro de Fuentidueña que está situado en un enclave cargado de historia

372

Luis M. González. Ftes: Puentes históricos de la Comunidad de Madrid y “Fuentidueña de Tajo, enclave de Puentes Cargados de la Historia”. Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid. Curso 1997-1998.

El Puente de Hierro de Fuentidueña cumple 145 años. Es una construcción emblemática de la localidad situado en un rincón con muchas cosas que contar siempre vinculadas al Río Tajo. El enclave y su paso ha tenido varias fases a lo largo de su historia; el Puente actual le pone la guinda.

El camino en que está situado el singular Puente de Hierro de Fuentidueña aparece ya referido en el siglo XVI en los repertorios de Juan Villuga (1546) y Alonso de Meneses (1576) como itinerario de Valencia a Madrid. En el siglo XVII constituye uno de los más importantes caminos de postas. Prueba de ello fue la Casa de Postas, después de Camineros y ahora Albergue. En el siglo XIX se consolida como carretera de primer orden de Madrid a Castellón. Es en la segunda mitad del siglo  XIX cuando se realiza una variante para evitar el paso por este el Puente.

El paso del Tajo por este punto de Fuentidueña era antaño a través del vado en las épocas estivales, posteriormente la barca de remos y más adelante la barcaza de maroma. Posteriormente llegaron los puentes.

29 de Mayo. Hoy se cumplen 145 años de la recepción del Puente de Hierro de Fuentidueña que está situado en un enclave cargado de historia

Existen una serie de anécdotas y hechos curiosos de una situación histórica que tuvo lugar a finales del siglo XIX, hasta consolidar el paso del río Tajo con un puente sólido que resistiera las grandes avenidas de agua, ya que el enclave era un punto estratégico importante para la economía, las comunicaciones y el paso de la Cañada Real Soriana.

El primer puente colgado fue construido por José Díaz en 1819 y en 105 días a expensas del Infante Carlos Luis de Etruria, Comendador Mayor de Castilla en la Orden de Santiago; fue en beneficio del Estado y lo gestionaba Don Luis de Requeséns a través de la Encomienda de Castilla. Aun se pueden observar en la margen derecha del río un estribo y un pilar de sujeción de las maromas, restos de este puente que fue arrastrado por una de las grandes riadas, normales en aquella época.  Para la construcción del segundo puente colgado, fue necesaria la constitución de la Sociedad de los Cuatro Puentes Colgados, levantando acta el notario D. Luis González el 17 de junio de 1839, nombrándose presidente de la misma a D. Francisco Falcó. Director de la compañía Falcó y Cía. Fue adjudicada la obra por el Ministerio de Obras Públicas, Agricultura, Industria y Comercio, a D. José Echagaray, preocupado entonces por el bloqueo comercial y del correo; el contrato incluía construcción, explotación y conservación de los puentes de Fuentidueña, Arganda y Titulcia. La obras en Fuentidueña comenzaron en 1840 y finalizaron en 1842 y el puente duró casi un cuarto de siglo.

Las fuertes crecidas del Tajo amenazaban frecuentemente el Puente. Pero fue un hecho lamentable el que terminó con el puente el 4 de enero de 1865. Lo refleja D. Benito Pérez Galdós en los Episodios Nacionales: “Prim había fracasado en su levantamiento, no consiguiendo en su pronunciamiento de Villarejo de Salvanés reunir el suficiente ejército, por lo que decide huir hacia Andalucía. Informado que el general Zabala le persigue por orden de O´Donell con tres batallones de infantería, seis escuadrones y ocho piezas de batalla, decide cortar las maromas del puente de Fuentidueña, destruyéndolo, evitando ser apresado por sus perseguidores…”

La estrategia de Prim supuso un auténtico desastre para los habitantes de la comarca interrumpiéndose las comunicaciones y el comercio. Era totalmente necesario restablecer el tráfico sobre el río Tajo y la Diputación movilizó a sus técnicos de inmediato, encargando a D. Ángel Camón, ingeniero-jefe, una pronta solución al problema.

La Diputación de Madrid construye con los restos del puente una barcaza para salir del paso. Pero un nuevo hecho da al traste con la solución adoptada. La fuerte crecida del 16 de marzo de 1866 sorprende al caminero y a un pastor cruzando el río con la barcaza, ahogándose los dos pasajeros. Este desgraciado hecho propicia que las instituciones aceleren la construcción de una nueva barca más segura, la conocida como “Barcaza de la Reina”, por ser la mismísima Reina Isabel II la que aprueba el proyecto. El paso se reanudó el 27 de abril de 1866, aunque otras fuentes lo fechan en el 24 de julio. El presupuesto fue de 3.949,60 escudos.

 La seguridad de la barcaza hizo que los vecinos de Fuentidueña solicitasen a las autoridades el 29 de agosto de 1866 el permiso para utilizarla para embarcar a su Virgen al regreso de la Ermita. El permiso se concedió y el día 8 de septiembre de 1866 se celebró la primera Embarcación de la Virgen de Alarilla. 

Las frecuentes riadas fueron deteriorando la Barcaza de la Reina y la alcaldía de Fuentidueña, el Ayuntamiento de Tarancón y la Diputación de Cuenca, entre otras instituciones se pusieron en comunicación con el Ministerio de Obras Públicas para solicitarle la construcción de un puente. La Dirección General de Obras Públicas admitió la solicitud y  el encargo se le hace a D. Rafael Manares en 1867, proyecto que posteriormente modifica D. José de Echevarría (1871); éste decide marchar a Francia para conocer las nuevas formas técnicas, contactando con prestigiosos técnicos ingenieros como son J. B. Lanet, Pige y el mismísimo Eiffel, siendo la empresa Imbert y Cia la elegida para la construcción del nuevo, esta vez de hierro y con la nueva técnica de remaches, roblón calentado, imitando en el ensamblaje de piezas el utilizado en el montaje de la Torre Eiffel de París.  Las piezas para el Puente de Fuentidueña se elaboraron en los talleres de París, siendo transportadas hasta Alicante y trasladadas posteriormente a Fuentidueña.

Las obras de montaje se iniciaron en abril de 1875, siendo recepcionadas el 29 de mayo de 1876. Otra fecha histórica de la que se cumplen 145 años este mes de mayo de 2021.  En la construcción participaron encargados franceses que tuvieron que ser protegidos por la Guardia Civil, ya que existían reminiscencias de la Guerra de la Independencia, pues en 1812 y estando de alcalde D. Francisco Sánchez Carralero, los franceses pasaron por Fuentidueña incendiando más de 40 casas y el Ayuntamiento donde se encontraba el Archivo Municipal, según reza en el documento Auto de Oficio de 1821 sellado con el escudo de Fernando VII (Fuente de la Dueña Nº66).

29 de Mayo. Hoy se cumplen 145 años de la recepción del Puente de Hierro de Fuentidueña que está situado en un enclave cargado de historia

El presupuesto de aquel puente fue de 66.592 francos para el hierro y 140.000 pts. para el montaje.  Con el puente se consolida la Carretera de Castellón como carretera de primer orden, incluida posteriormente en el circuito de Turismo creado por Real Decreto  el 9 de febrero de 1926. Así cita el lugar Corbusier en el informe que le encargó la red de carreteras del gobierno “…Desde el hito de piedra que indica a Castellón, -situado a unos 500 metros en el cruce del municipio-  se divisa el puente  sobre el Río Tajo en un paraje de  indudable belleza”.

Con el paso del tiempo este monumento histórico que es el Puente de Hierro de Fuentidueña, conocido vulgarmente por los vecinos como el Puente Viejo, se fue deteriorado y el Ayuntamiento gobernado por el Alcalde D. Pedro Mora Cámara solicito a finales de la década de los ´90 a la Comunidad de Madrid su rehabilitación, siendo receptiva la administración regional. Se realizó un proyecto consistente en la reducción del peso de la estructura y su consolidación, sustituyendo los perfiles dañados y procediendo al chorreado e imprimación antioxidante de la estructura metálica para el posterior pintado. El presupuesto fue de 72.841.346 pts, a lo que se añadió el alumbrado por acuerdo con la dirección. La obra la realizó la empresa Freyssinet, bajo la dirección de Cuz M. Martínez, con un proyecto de José A. Sobrino Almunia.

Este informe se llevó a cabo con motivo de las obras de rehabilitación del Puente de Hierro, inauguradas por Alberto Ruíz-Gallardón,  Presidente de la Comunidad de Madrid,   el día 20 de Julio de 2001.

El Puente de Hierro, situado en un punto estratégico de la geografía madrileña antaño fue lugar de disputas entre moros y cristianos, entre órdenes militares y la Iglesia; lugar de paso para enlazar y estrechar comunicaciones entre pueblos y regiones. Hoy es punto de paso, de recreo, de encuentro festivo y religioso para miles de visitantes. En Fuentidueña se celebra cada año, el sábado del segundo fin de semana de septiembre, la singular Embarcación de la Virgen de Alarilla. Esta romería, que empieza andando con los fieles en rápida procesión hacia la Ermita de Alarilla,  termina cuando la Virgen vuelve al municipio y embarca para bajar río abajo con cientos de vecinos nadando con ella. La procesión tiene su punto máximo cuando la Virgen embarcada llega al Puente, lugar de encuentro y de ensordecedor estruendo de fuegos artificiales y vivas a la Patrona.  La tradición tiene ya 155 años habiéndose suspendido solo una ocasión, en 2020, debido a la pandemia Covid-19. La Fiesta fue declarada de Interés Turístico Regional en 2001 siendo Alcalde D. Pedro A. Mora Cámara; este año 2021 el Ayuntamiento que preside D. José A. Domínguez Chacón ha sido propuesta para ser declarada de Interés Turístico Nacional.

29 de Mayo. Hoy se cumplen 145 años de la recepción del Puente de Hierro de Fuentidueña que está situado en un enclave cargado de historia

LA IMPORTANCIA DEL PASO POR EL RÍO TAJO EN FUENTIDUEÑA

-A través del vado en las épocas estivales.

-Barca de remos

-Barcaza de maroma

-1819. El primer puente colgado fue construido por José Díaz

-1842. Segundo puente colgante construido por D. José Echagaray y barcaza provisional.

 -1866. La “Barcaza de la Reina” Isabel II.

-1876. Puente de Hierro encargado a D. Rafael Monares en 1867. El proyecto lo modifica y ejecuta D. José de Echeverría

-2001. La Comunidad de Madrid accede a la rehabilitación solicitada por el Ayuntamiento de Fuentidueña. La empresa Freyssinet, bajo la dirección de Cuz M. Martínez, con un proyecto de José A. Sobrino Almunia, se encarga de los trabajos.

                                                                                                                                                                                                        

× ¡Escríbenos por Whatsapp!