Las olas de este verano

76

Con una quinta ola Covid en lo alto llegamos al final de agosto. La buena noticia es que el 68,4 de la población española ya está vacunada. Según datos oficiales de Sanidad somos ya 32 millones de personas los que hemos recibido la pauta completa de vacunación contra el coronavirus y son más de 36 millones a partir de los 12 años los que tienen al menos una dosis. En la Comunidad de Madrid 4.508.791 de personas estamos ya vacunadas, el 66,5% de su población.


La otra ola del verano llegó en forma de temperaturas extremas. Según publicó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el fin de semana 13-15 de agosto se registraron en Madrid temperaturas superiores a los 41ºC. Los termómetros de Fuentidueña llegaron el viernes 13 a los 46ºC en algún punto de la Vega Abajo.


Y acostumbrados a esto de las olas -nunca mejor dicho en verano- han llegado las de la tarifa eléctrica un día sí y otro también. El martes 31 de agosto llegó la séptima cuando el megavatio alcanzó los 137,46 euros, más del triple del precio que tuvo el año pasado en estas fechas según el Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE). ¡Bien lo notaremos en la próxima factura!


De los carburantes ni hablamos. Calificar el tema “de ola” es una frivolidad. Lo del gasoil y la gasolina son más bien una subida “de cohete” y a la que de seguir así tendremos que hacer frente una buena dosis de austeridad.
¡Menudo verano calentito!


No es extraño que julio haya sido el mes más caluroso de la historia. Un mes de récord según los datos publicados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica; el más caluroso desde que se recogen datos hace 42 años.
A ver si es que ahora “cuando España se constipa el mundo entero estornuda”.


Bromas aparte. No pinta bien lo que se avecina. De todas estas olas, la única que tiene visos de remitir por razones obvias es la de las temperaturas. Las otras, ni lo harán ni se espera, aunque se desee con cuerpo y alma.


Y mientras sufrimos las consecuencias de estas cuestiones “de tan poca monta” llega la celebración de las fiestas patronales de cada uno de los pueblos de la Comarca. Unos, celebración sí, simulando relativa normalidad; otros, celebración no, apostando por prevenir y no retrasar más la vuelta a la ansiada normalidad que teníamos.
Cada tribu con su manía. Nuestra ola particular. Todos revueltos. Eso sí, pero no juntos.


¡Ánimo y al toro!

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Escríbenos por Whatsapp!